Propuesta para educación superior

Cuerpo y posmodernidad.jpg

Introducción

    Hoy día estamos  inmersos en lo que podemos llamar una cultura de la imagen donde la apariencia es fundamental, somos sólo cuerpo y éste debe ser atractivo. En ese sentido el cuerpo pasa a ser  un objeto de consumo entre otros. Los cuerpos en crudo y sin adornos, no reformados ni intervenidos, son vergonzantes, ofensivos para la vista. El cuerpo como objeto de las miradas necesita un creciente cuidado, ya que es mostrado y se convierte en la carta de presentación. Se hace ostentación de las formas, de la agilidad, del bronceado, de la textura de la piel, de la calidad de los cabellos.

    El cuerpo contemporáneo se presenta como un objeto que se fabrica, ya no es el cuerpo de la “natura

bruta”. Es formado, tónico, esculpido. Es fundamentalmente objeto de mirada, objeto de goce estético.

    El mercado determina un estereotipo a seguir, un cuerpo bello, joven, delgado y alto, “UN CUERPO ESBELTO” Y hace que los sujetos busquen ese cuerpo ideal, generándose continuamente necesidades insatisfechas. Los medios (especialmente televisión) enarbolan un estilo de vida como verdad revelada e imponen los criterios de cómo se debe vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s